Residencia y ciudadanía

Residencia y ciudadanía

Desde 1974, la Ley General de Población fue la base normativa en materia de migración en México. Sin embargo, dicha ley era extremadamente complicada y restrictiva hacia los extranjeros en México.

Afortunadamente, en el período comprendido entre 2011 y 2012, se promulgaron reformas importantes así como se trabajaron diferentes modificaciones legislativas a los criterios en materia migratoria, de acuerdo con los crecientes desafíos que el gobierno mexicano se enfrentaba en el momento -la afluencia constante de inmigrantes sudamericanos en tránsito a los Estados Unidos de América, constantes violaciones de los derechos humanos y la falta de protección a sus garantías individuales y el cumplimiento por parte del gobierno mexicano a los tratados y acuerdos internacionales en materia de derechos humanos de los migrantes, lo cual conllevó a la promulgación de la actual Ley de Migración el 25 de mayo de 2011.

Visas, permisos de trabajo y residencia


La Ley de Migración establece tres categorías migratorias principales, condiciones denominadas de estancia para reemplazar a los más de 30 categorías migratorias y las modalidades previstas en la anterior Ley General de Población.

La condición de estancia es asignada por las autoridades del Instituto Nacional de Migración a un extranjero en función de su “intención de residencia” de la siguiente manera:

  1. Visitantes
  2. Residencia Temporal
  3. Residencia Permanente

Visitantes


La condición de visitante permite la entrada a corto plazo en México para diversos fines, tales como turismo, negocios, tránsito, entre otros.

Un visitante de negocios puede participar en actividades limitadas a corto plazo según lo autorizado por las autoridades migratorias de México por hasta 180 días naturales (o 6 meses).

Una visa de visitante para México se puede obtener en el consulado mexicano en el extranjero. Algunos países no requieren visa para entrar a México. Además, algunas personas pueden exentar el requisito de visa al amparo de programas que permiten la entrada a territorio nacional, tales como:

  • Visa estadounidense válida;
  • Prueba de residencia permanente en Canadá, Japón, Gran Bretaña y los países del área de Schengen
  • Tarjeta de viaje de negocios APEC (ABTC) aprobada por México
  • Certificado que acredita que el extranjero es un miembro de la tripulación de alguna aeronave o transporte marítimo que arribe al país.

Los visitantes de negocios solamente requieren llenar el formato FMM (Formato Múltiple Migratorio) que se proporciona ya sea durante su vuelo a México o en el puerto de entrada; el oficial de migración puede solicitar pruebas que demuestren el propósito del viaje de forma discrecional, tales como reservaciones de hoteles, boletos de regreso al país de origen, carta del empleador, carta de invitación de la entidad mexicana que visiten o cualquier otra documentación de apoyo que puede ser solicitada por las autoridades migratorias.

Residencia temporal

Esta condición de estancia migratoria sustituye la mayor parte de las antiguas categorías de visa FM3 y FM2 y es apropiado para los estudiantes, los extranjeros con una oferta de trabajo emitida por una empresa mexicana, esposa o esposo mexicano, entre otros supuestos.

El extranjero está autorizado para permanecer dentro del territorio mexicano durante más de 180 días durante un período máximo de 4 años, a condición de que demuestre encontrarse dentro de alguno de los criterios de calificación establecidos, tales como:

  1. Demostrar solvencia económica
  2. Formar parte en un proyecto de investigación o recolección de la muestra científica dentro del territorio mexicano
  3. Tener lazos familiares en México
  4. Recibir una invitación ofrecida por una entidad pública o privada para participar en una actividad económica o no económica dentro del territorio mexicano
  5. Tener bienes inmuebles propios en México
  6. Ser inversionista

Residencia permanente

Los extranjeros con residencia permanente pueden permanecer indefinidamente en México y esa condición jurídica permite a los extranjeros participar en actividades lucrativas en el país.

La residencia permanente puede ser adquirida después de un período de 4 años bajo un estatus de residencia temporal, entre otros supuestos previstos en la Ley de Migración.

La residencia permanente puede obtenerse también por otros medios:

  • Sistema de puntos – Con la finalidad de atraer profesionistas y técnicos especializados, y desarrollar la capacitación y crecimiento en distintas áreas, se establece un sistema de puntos mediante el cual extranjeros pueden adquirir la característica de Residente Permanente (con derecho a entrar y salir del país y realizar todo tipo de actividades lucrativas) cumpliendo con un sistema de puntuaciones en educación y experiencia laboral.
  • Unidad familiar – El extranjero contrae lazos familiars con algún mexicano. Se permite el ingreso y estancia de distintas personas con vínculos familiares a los mexicanos, y se facilita la expedición de la condición de estancia de residente temporal y permanente.

Naturalización

La naturalización es el proceso por el cual un ciudadano de un país extranjero adquiere la nacionalidad de otro, adquiriendo vínculos que le obligan a permanecer legalmente en el país.

El proceso de naturalización en México es promovido ante la Secretaría de Relaciones Exteriores. En México existen las siguientes maneras para obtener la nacionalidad mexicana por naturalización:

  1. Naturalización por residencia
  2. Carta de naturalización para ser descendiente directo de un mexicano.
  3. Naturalización por tener hijos mexicanos por nacimiento.
  4. La naturalización por haber contraído matrimonio con un hombre o una mujer mexicana.
  5. Naturalización por haber realizado obras destacadas en materia cultural, científica, técnica, artística, deportiva o de negocios.
  6. Carta de naturalización por ser originario de un país latinoamericano o de la Península Ibérica.

En cuanto a la adopción de la ciudadanía mexicana o la residencia permanente, se ha visto un ligero incremento entre muchos ciudadanos que llegaron como visitantes y que por diversas causas ciudadanos extranjeros mayores de 18 años solicitaron a las autoridades mexicanas la naturalización y adopción de una nueva identidad legal con los mismos derechos y obligaciones de los ciudadanos mexicanos. Algunos han renunciado a su antigua ciudadanía y otros se mantienen con una doble identidad binacional.

Entre las comunidades que más han solicitado la residencia permanente o naturalización y que tienen mayor interés de convertirse en mexicanos legalmente se encuentran los norteamericanos, europeos occidentales, sudamericanos, centroamericanos y asiáticos, en menor proporción doptan la ciudadanía mexicana los europeos orientales, caribeños, oceánicos y africanos, sin embargo; la mayoría de las comunidades se han mantenido dentro del territorio nacional como residentes temporales con permanencia indefinida legal o ilegal sin la búsqueda de una residencia permanente manteniendose con el propósito de regresar a sus países de origen en algún momento.

error: Content is protected !!